Historia

Cartel de la Fiesta del Albariño de 2011 e imagen de los carros típicos en los primeros años de la fiesta

La tradición de una pasión

Este vino “Ramon Peña” es el resultado de la ilusión y la pasión por el buen hacer; por mantener la tradición en su elaboración, por supervisar, cuidar y mimar el terruño como se nos ha enseñado generación tras generación, lo que nos lleva a elaborar un vino especial y diferente. Para nosotros único.

La mayoría de los historiadores afirman que fueron los monjes de Cluny quienes trajeron hasta el Monasterio de Armenteira las primeras cepas de Albariño. Precisamente en las tierras cercanas al monasterio, al pie del monte Castrove que delimita el valle del Salnés hasta el litoral, se ubica la finca “O Coruxo”, principal nutricia del caldo con el que etiquetamos nuestro vino “Ramon Peña”.

La familia Peña lleva ya varias generaciones extrayendo y seleccionando lo mejor del mar y la tierra. La relación de la familia Peña con el vino Albariño se remonta muchos años atrás cuando D. Jose Peña, conservero y abuelo de mis hijos, cuidaba con todo su esmero las plantaciones de Castrelo y Cambados.

Más tarde en su etapa de alcalde de Cambados (1951-1957), capital del Albariño, instauró la Fiesta del Albariño. cuya primera edición se celebró en el año 1953, siendo D. José Peña uno de sus mentores “dando toda clase de favores y protecciones al concurso”. D. José Peña contribuyó tanto desde la alcaldía como desde lo personal ya que el primer pulpo, los primeros mejillones, y las xoubas de las primeras empanadas fueron además productos salidos de su fábrica.

En 1956, durante su etapa como Alcalde, el Ayuntamiento de Cambados se hizo cargo de la organización institucional de esta fiesta, que hasta entonces se había desarrollado en el ámbito privado, siendo una “xuntanza” entre amigos que se reunían para comparar y ensalzar los mejores vinos de cada cosecha y una vez conocido el fallo del jurado, se reunían en torno a una buena mesa y celebraban una comida romera. Con el paso de los años la fiesta fue declarada de interés turístico nacional, siendo hoy en día la fiesta vinícola más antigua de Galicia y la segunda de España.

Años más tarde su hijo Ramón continuó la tradición y dio el paso a la comercialización de la uva con la creación de una bodega e implicándose personalmente en el desarrollo de la denominación de origen “Rías Baixas” (D:O:RIAS BAIXAS).

Actualmente, la antigua fábrica de conservas en Cambados (Pontevedra) es el Salón de Congresos e Exposicións José Peña que encierra entre sus muros casi un siglo de historia, además de auditórium, donde se llevan a cabo catas y jornadas eno-gastronómicas vinculadas al mundo del vino y la gastronomía.

Hoy nos toca a nosotros transmitir también esta tradición y pasión a las nuevas generaciones. Cuidamos y seleccionamos las uvas con el mismo respeto y cariño heredados. Porque aquellas vides y aquellos albariños de mediados del siglo pasado eran todos de Finca, a lo sumo de pago (lugar); es decir, producidos en el territorio inmediato.

Fdo. Nely Concheiro

Ramón Peña con la imagen de su padre José Peña en el despacho de la antigua fábrica de conservas, la cual hoy en día es el Salón de Congresos y Exposiciones José Peña de Cambados

Comiendo en el Parador de Cambados durante la Fiesta del Albariño del año 1972